BENEFICIOS

El método Pilates, a través de sus principios, persigue unos objetivos muy claros aunque, en ocasiones, se plantean ideas equivocadas de cuales son esos fines.

El Pilates no pretende moldear el cuerpo de forma escultural sino busca que la persona tome conciencia de sus movimientos, de cada una de sus articulaciones y que desarrolle la capacidad de dominar con la mente la cinética del cuerpo humano.

Esta práctica fortalece de forma global el cuerpo y la mente, por lo cual, conlleva un alto grado de implicación personal de quien se ha decidido a practicarlo.

Estos son a grandes rasgos algunos de los beneficios del Método Pilates:

- Incremento de la fuerza física y mental.

- Mejora del tono general del cuerpo que resulta más proporcionado.

- Mejora de la movilidad de las articulaciones, aumento de la flexibilidad y de la resistencia.

- Prevención de lesiones.

- Ayuda a la recuperación de lesiones.

- Alivio y mejora de los problemas de espalda.

- Mejora de la alineación del cuerpo.

- Evita problemas posturales.

- Incremento del equilibrio.

- Mejora del sueño.

- Reducción de la fatiga y del dolor.

Los grandes beneficios del método Pilates lo hacen ideal para personas convalecientes y con problemas de columna. En general es una práctica sin limitaciones de edad ni género, por lo cual las personas mayores pueden beneficiarse de sus ejercicios no violentos y conseguir una mayor calidad de vida.